Páginas vistas en total

Archivo del blog

martes, 17 de febrero de 2009

"AL RAYAR EL ALBA SERÉ MUJER..."


******************************************
PHOTO: PAOLO ROVERSI

(Vogue IT - Atelier Couture - Mar 2007)

www.paoloroversi.com/


::: Para ver más de ésta producción:::
claire.belliard.free.fr/claire_roversi/index.html

******************************************



"Al rayar el alba seré mujer:
Aurora,¿guardas una bandera para mí?
A mediodía aún soy doncella,
¡qué fácil hacer una novia!
Así, medianoche, te dejé
por el este y la victoria.
Medianoche." Buenas noches",
oí que decían.
En la puerta alborotan los ángeles,
y mi futuro sub dulcemente las escaleras.
Me aferro a mis oraciones de infancia,
¡tan pronto ya no soy niña!
Eternidad, ya llegó, Señor,
mi amor, he visto antes ese rostro".






::: Emily Dickinson, poeta estadounidense, una lírica excepcionalmente personal que trata con una gran inteligencia temas universales como el amor, la muerte y la inmortalidad. Nació el 10 de diciembre de 1830, en Amherst (Massachusetts), en el seno de una familia puritana y severamente religiosa que llevaba ocho generaciones viviendo en Nueva Inglaterra. Estudió en la academia de Amherst y en el seminario femenino de Mount Holyoke, South Hadley, en Massachusetts. Dickinson, que fue una joven activa y llena de vida se retiró de la sociedad a los 30 años y durante el resto de su vida vivió como una ermitaña, manteniéndose únicamente en contacto con amigos a través de sus enigmáticas y epigramáticas cartas. Las razones que tradicionalmente se han dado sobre este aislamiento -que le daban arrebatos románticos- se cuestionan seriamente en la actualidad. A partir de entonces y hasta su muerte, Dickinson escribió una poesía muy original. La primera figura literaria de la época en darse cuenta de su valía como poetisa fue el clérigo y escritor Thomas Higginson, que a pesar de reconocer su genio y ser su único mentor literario y corresponsal le aconsejó no publicar su obra porque iba en contra de las convenciones literarias de la época. Sin embargo, su otra amistad literaria, la novelista Helen Jackson, intentó infructuosamente convencerla para que publicara un libro de poemas, y a pesar de que en vida sólo llegó a publicar siete, después de su muerte se encontraron entre sus papeles 2.000 poemas, algunos de los cuales sólo eran fragmentos. A partir de este material, Higginson y Mabel Loomis Todd, una amiga de Amherst, editaron la primera selección de su obras, Poemas (1890), que tuvo un gran éxito popular. Investigaciones recientes sugieren que hubo dos personas importantes en su vida que ejercieron cierta influencia en su poesía: Charles Wadsworth, un clérigo de Filadelfia, y Otis P. Lord, un amigo de su padre.





::::::::::::LINKS:::::::::::::

** Complete Poems:

No hay comentarios: