Páginas vistas en total

jueves, 4 de marzo de 2010

"EL VIAJE DE CHIHIRO" (CINE)




Sen to Chihiro no Kamikakushi (El viaje de Chihiro):

Película de animación japonesa de 2001, dirigida por el famoso animador japonés Hayao Miyazaki y producida por Studio Ghibli. La película narra las aventuras de una niña de diez años en mitad de la mudanza de su familia a las afueras paseando en un mundo gobernado por dioses, brujas y monstruos; donde los humanos se convierten en animales y una casa de baños para dichas criaturas.







ARGUMENTO


Chihiro y sus padres se habían visto obligados a mudarse a otra ciudad. Mientras que su padre conduce, éste decide tomar un atajo, por el cual se pierden, internándose en un bosque que terminaba frente a un edificio que tenía un túnel en su interior. Del otro lado del túnel descubren un pueblo totalmente abandonado; la familia explora el pueblo, encontrando así un restaurante vacío, en el cual deciden quedarse a comer. Mientras que los padres de Chihiro están comiendo, ésta se aleja de ellos, la noche cae rápidamente y un chico misterioso llamado Haku aparece y le ordena a la niña que se marche de allí con sus padres antes de que comience a anochecer.

Chihiro corre en busca de sus padres, mientras que al caer la noche toda la ciudad cobra vida, encendiéndose los faros y apareciendo seres de formas difusas y oscuras; pero para su sorpresa y horror, sus padres habían sido convertidos en dos enormes cerdos. Atemorizada, de repente y de manera extraña, un pequeño riachuelo se transforma en un enorme y profundo río, donde observa la llegada de un barco con unos extraños inquilinos, un grupo de Kami («Dioses») y a la vez descubre que se está volviendo transparente. Haku le dice que para no desaparecer debe comer algo de ese mundo y le ofrece una baya. Después, la lleva secretamente a una casa de baños termales. Haku entonces le dice que debe conseguir un trabajo en la casa de baños termales de la bruja Yubaba, hasta que él pueda ayudarle a recuperar a sus padres y a escapar de allí.

Con la ayuda de Kamajii, un hombre que posee seis brazos y de una muchacha llamada Lin, una de las trabajadoras de la casa de baños termales, Chihiro convence a Yubaba para que le dé un trabajo; pero a cambio Chihiro tiene que darle su nombre a Yubaba para que esta pueda mantenerla a su servicio por siempre, por lo que le da posteriormente el nombre de «Sen». Más tarde Haku la lleva a ver a sus padres en el granero, donde le da a Chihiro un papel en el que está escrito su verdadero nombre, advirtiéndole que si no recordaba su nombre real no podría ir a su mundo. Chihiro comienza a trabajar junto con Lin, ayudando a bañar a uno de los espíritus, «El Dios pestilente». Chihiro baña con éxito al espíritu, y se revela que el espíritu era en realidad «El Dios del río», el cual agradece a Chihiro con miles de piezas de oro y una baya curativa hecha de hierbas especiales. Más tarde Chihiro descubre que la verdadera forma de Haku es un dragón, ya que los pájaros de papel de Zeniba (hermana gemela de Yubaba) comienzan a atacarlo y lo dejan mal herido, debido a que Haku había robado un sello mágico de Zeniba, siguiendo órdenes de Yubaba. Los intentos de Chihiro de ayudar a Haku a recuperarse con la baya que le había dado el dios del río no prosperan, pues Zeniba había protegido el sello con un potente hechizo, de modo que quien robara el sello muriera, por lo que Chihiro decide a viajar a la casa de Zeniba para devolverle el sello, esperando romper la maldición.

Chihiro hace un viaje en tren a través de ese extraño mundo, junto a «Sin cara», un extraño espíritu que aterrorizaba la casa de aguas termales e intentaba ganar el afecto de Chihiro y de Boh, el bebé gigantesco de Yubaba, quien ha sido transformado en un ratón por Zeniba. El grupo llega la casa de Zeniba, donde descubren que ella es amistosa y que fue Yubaba quien colocó la maldición dentro de Haku. Sin embargo, el amor de Chihiro y los cuidados que le dispensa rompen el encantamiento. Zeniba hace una cinta especial a Chihiro para que se recoja el cabello, demostrándole que sus amigos están con ella, así como para protegerla, y le ofrece a Sin cara permanecer en el hogar de ella como su ayudante. Haku, ahora recuperado, lleva a Chihiro de vuelta a la casa de baños termales, explicando que Yubaba volverá a sus padres a la normalidad y que permitirá a los tres abandonar dicho lugar, todo a cambio de devolver a Boh. Mientras viajan en la forma de dragón de Haku, Chihiro recuerda que su madre le había contado que una vez cuando ella era pequeña se había caído en un río, el cual se llamaba el Río Kohaku, lo cual le permite descubrir la verdadera identidad de Haku, y este recupera su forma humana y revela que su verdadero nombre es Nigihayami Kohaku Nushi. En la casa de baños termales, Yubaba indica que Chihiro debe pasar por una tarea más; que consiste en identificar entre varios cerdos cuáles son sus padres. Chihiro pasa la prueba y obliga a Yubaba a cumplir su promesa de dejarlos ir a ella y a su familia. Haku la escolta a la entrada del mundo humano, diciéndole que sus padres la están esperando en el otro lado, pero en el trayecto le pide que no mire hacia atrás. Al final la familia se reúne y vuelve a su automóvil, el cual ahora está polvoriento; para así continuar el camino a su nuevo hogar.