Páginas vistas en total

lunes, 15 de marzo de 2010

JEANNE HÉBUTERNE: MODI, NI LA MUERTE PODRÁ SEPARARNOS



Jeanne Hébuterne nació el 6 de abril de 1898 en Meaux, Seine-et-Marne, Francia.

Hija de Achille Casimir Hébuterne, contable, y de Eudoxie Anaïs Tellier, sin profesión, los orígenes de la familia Hébuterne se sumergen en el pequeño pueblo de Varreddes, de donde era originario su abuelo paterno.





(sus trabajos como pintora)



Su relación con Modigliani

Jeanne Hébuterne estudiaba en la Academia Colarossi de París cuando conoció a Amedeo Modigliani en marzo de 1917. El hermano de Jeanne, André Hébuterne, era también pintor.

Por aquel entonces, el padre de Jeanne trabajaba como cajero en una mercería. Era un hombre cultivado, apasionado de la literatura del siglo XVII, convertido al catolicismo, de costumbres austeras, por lo que no vio con buen ojo su relación con el pintor judío al que consideraba un depravado.

Jeanne era una joven de buena familia y era un amor loco el que la unía a Modigliani. De ella se dice que era una mujer muy callada y que nadie la vio reír.

A pesar de la opinión de su padre, Jeanne se instaló con Modigliani en la rue de la Grande-Chaumière, en Montparnasse (París), en el taller que habían alquilado al agente de Modigliani, el poeta polaco Léopold Zborowski.

El 29 de noviembre de 1918, en la maternidad de Niza, region a la que se habían visto forzados a trasladarse por la tuberculosis avanzada de Modigliani, Jeanne trajo al mundo a un niña, que se llamaría como ella, Jeanne Hébuterne. La pequeña fue entregada al nacer a una institución, para asegurarle unos cuidados que sus padres no podían darle, pero no fue dada en adopción. Permaneció en la institución hasta la muerte de Hébuterne, momento en que la hermana de Modigliani que vivía en Florencia acogió a la pequeña Jeanne y la crió. Ya mayor, Jeanne Hébuterne Modigliani, de casada Jeanne Nechtschein, escribió una importante biografía sobre su padre titulada: "Modigliani: hombre y mito".




(Jeanne por Modigliani)


Su muerte


El estado de salud de Modigliani no cesaba de agravarse, muriendo finalmente de meningitis tuberculosa, a los 35 años de edad, el 24 de enero de 1920.

De madrugada, cuando sus padres y su hermano André discutían sobre su futuro y el de sus hijos ilegítimos, Jeanne en su noveno mes de embarazo, saltó por la ventana del quinto piso de su antigua habitación en el apartamento de sus padres, 8 bis, rue Amyot, en el distrito V de París, enferma de un olvido imposible.Los vecinos que oyeron el estrépito, se asomaron a la calle gélida y contemplaron con estupor lo que quedaba de aquella mujer joven una vez que la vida le había arrancado de su lado al ser que amaba: un cadáver hermoso.

El 27 de enero Modigliani fue enterrado «como un príncipe» en el cementerio de Père-Lachaise después de que el cortejo fúnebre formado por toda la comunidad de artistas acompañara su cuerpo por las calles de París.

En cambio, Jeanne, fue llevada en secreto por sus padres, al cementerio de Bagneux.

No fue hasta 10 años más tarde, cuando Emannuele Modigliani, el hermano mayor del pintor, convenció a la familia Hébuterne para que permitieran el traslado de los restos de Jeanne a una tumba junto a la de Amedeo.

Desde 1930, reposan juntos.


No hay comentarios: